Arte Sevilla elige a sus artistas

No image

La feria reúne a 48 galerías, dos de ellas internacionales, y por primera vez ha dejado fuera a más de una veintena.

La 8ª edición de Arte Sevilla, que se inauguró la tarde de ayer en el Palacio de Congresos y Exposiciones de Sevilla y estará abierta hasta el próximo día 23, cuenta este año con 48 galerías de arte contemporáneo, cuatro más que en 2005. Por primera vez desde su creación, sus responsables han rechazado a más de una veintena de galerías que aspiraban a participar. El gran atractivo de la feria es una muestra de Rafael Canogar, titulada Fragmentaciones, que abarca una treintena de obras fechadas entre 1995 y 2005. La exposición se realiza porque el artista toledano, uno de los fundadores del grupo El Paso en 1957, recibió ayer la Medalla de Oro de Arte Sevilla, un galardón que se concede por sexto año pero que es la primera vez que recae en un artistas. En anteriores convocatorias la recibieron el dramaturgo Salvador Távora, la Universidad de Sevilla o la Casa de Alba, entre otros.

"La feria no va a crecer porque no creemos que esté preparada aún, debemos continuar trabajando hasta logar una calidad más homogénea. Por lo menos hasta que no lleguemos a la décima edición, no hablaremos de aumentar el número de participantes", comentó ayer José Luis González Hernando, quien dirige Arte Sevilla junto al galerista sevillano Antonio Garduño.

"Intentamos seleccionar a los galeristas en función de los artistas que vayan a colgar, no del prestigio de la galería; aunque a última hora nos hemos encontrado con algunas sorpresas desagradables, debidas a cambios que los galeristas realizan", explica Antonio Garduño. Ambos socios crearon Arte Sevilla hace ocho años y lo han impulsado sin subvenciones ni ayudas de ninguna Administración; tan sólo con el patrocinio privado de la Fundación Cultural Fórum Filatélico. "Algo de lo que estamos muy orgullosos, porque no le hemos costado ni un céntimo a los contribuyentes", aclara González Hernando.

La feria de arte sevillana, que en sus primeras ediciones fue muy criticada por algunos artistas y galeristas por la calidad tan desigual que ofrecía, selecciona a sus participantes desde hace tres años, aunque el mayor número de negativas -más de una veintena- se han dado en esta edición.

La feria cuenta con la presencia de dos galerías internacionales: la israelí Jacques Soussana Graphics, de Jerusalén, y la japonesa Reijinsha Internacional, que acude por tercer año. De los 11 espacios que representan a Andalucía, hay siete sevillanos -Arte Garduño, Diarte, Belgamboxer, Concha Pedrosa, Haurie, Margarita Albarrán y Nuevoarte-, dos gaditanos -María Aguilar y Fundación Bustamante y Saltar- y otros dos malagueños -María Soto y RU-H-. "Además acuden siete miembros de la Asociación de Galerías Islas del Arte, de Baleares, que nos visitan por primera vez y traen propuestas muy innovadoras", apunta Garduño.

"A la feria del año pasado asistieron unas 27.000 personas y se vendieron obras por valor de 1.250.000 euros. Este año las perspectivas del sector, tanto a nivel nacional como internacional, no son tan buenas", añade el director y galerista.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *