Las últimas tendencias de transvanguardia, en una exposición internacional de Almagro

No image

La galería Fúcares, de Almagro (Ciudad Real), cierra la presente temporada artística, el próxima día 24, ofreciendo al público dos exposiciones simultáneas de contenido diverso, que guardan entre sí una cierta relación, sobre todo si tenemos en cuenta que algunos nombres se repiten en una y otra muestra, nombres como los de Oscar García Benedí, Julio Juste, Guiliermo, Pérez Villalta, Vargas, Pablo Sycet, Alfonso Albacete, Antonio Bellmonte, José María Broto, José María Giro y Pedro Simón. Las dos exposiciones llevan por título Punto y final y Su disco favorito.

La primera de ellas es una muestra internacional colectiva que reune a 32 artistas de diversa procedencia temática, pertenecientes a Italia (Evaristo Belloti, Nino Longobardi y Ernesto Tatafiore), Alemania (Georg Baselitz, Imi Knoebel, Arnulf Rainer y Eleonor Weil) y España. En ella se conjuga de alguna manera, la dualidad entre las últimas tendencias de los movimientos abstracto y figurativo con un cierto predominio de pintores básicamente abstractos, entre los que habría de destacar al rabiosamente actual José Guerrero, Albert Ráfals Casamada, el alemán Eleonor Weil; dos artistas andaluces, Julio Juste y Pablo Sycet, con un matiz más lírico dentro de la abstracción, y algunos de los nombres más representativos de las dos generaciones abstractas de Sevilla, como Juan Suárez, Ignacio Tovar, Gonzalo Puch y Pedro Simón. Al mismo tiempo, en Punto y final se ha pretendido reflejar el claro intento por parte de ciertos artistas españoles de apuntarse al actual movimiento figurativista europeo y más concretamente al posmodernismo británico y la transvanguardia italiana. Entre los cultivadores de la figuración, los nombres de Luis Gordillo, una de las cabezas más visibles en España de este movimiento; el peculiar posgordillista Guillermo Pérez Villalta; el manchego Oscar García Benedí.

También están representados Nino Longobardi y Ernesto Tatafiore, genuinos representantes de la llamada transvanguardia italiana y dos grandes conocidos de los circuitos artísticos de nuestro país después de sus últimas exposiciones en Canarias y Madrid, respectivamente; el mallorquín Miquel Barceló, único participante español en la Documenta de Kassel de este año, adscrito al expresionismo más salvaje y que recientemente expuso lo más representativo de su obra en Almagro con gran éxito y Georg Baselitz e Imi Knoebel, dos expresionistas alemanes sin olvidar tampoco a Arnulf Rainer.

ALFONSO CASTRO, – Ciudad Real – 14/07/1982

www.elpais.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *