Matías Sánchez o la subversión estética

Matías Sánchez, junto a una de sus obras. / A. SALAS

El artista expone en la Galería Javier Marín su obra, basada en el cómic 'underground' canalla, irreverente y desprejuiciado.

Los referentes inmediatos de la pintura de Matías Sánchez son los grafitis callejeros, el cómic underground canalla, desprejuiciado, obsceno e irreverente, como por ejemplo el de la revista 'El Víbora', la obra de los pintores estadounidenses Keith Haring y Jean-Michel Basquiat, los dibujos de Otto Dix y George Grosz durante el convulso periodo de la República de Weimar, y ciertas propuestas neodadaístas de los 60 y 70.

Figuras grotescas y satíricas; densidad icónica; inclusión de bocadillos como los de las viñetas de cómic, así como rótulos; convivencia entre el carácter lineal, gráfico y sintético del dibujo con la gestualidad pictórica, en ocasiones deudora del expresionismo abstracto, haciendo uso abundante de la técnica del chorreado; empleo inteligente y con un sentido muy plástico del espacio pictórico, dejando a veces amplias zonas vacías monocromáticas, que se aprovechan para incluir frases explicativas: estos son los principales rasgos lingüísticos de un autor que conoce perfectamente los procedimientos artísticos del siglo pasado, que reutiliza al servicio del contenido de su discurso, crítico, mordaz, escéptico, ácrata y alternativo.

A Matías Sánchez no le gustan los convencionalismos sociales, ni las adulaciones al poder, ni los adocenamientos de muchos artistas, ni la pretendida inocencia del ser humano, presa como está en nuestras actuales sociedades de intereses mezquinos y egoísmos personales. Su visión particular y crítica con lo establecido se vale de un lenguaje directo y expresivo, entre humorístico y abyecto. Sorprende su habilidad en el empleo de una variedad cromática de colores planos acorde con las características formales del dibujo, dentro de una coherencia profunda entre forma y contenido. Los dibujos al carbón, en ocasiones con acuarela, son de una simplicidad y precisión lineal increíbles: caricaturas transidas de humor negro que se inspiran en la desolación y rutina de la existencia cotidiana.

E. CASTAÑOS ALÉS

www.diariosur.es

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *