Miki Leal estrena en la galería Ad Hoc su metamorfosis artística

Miki Leal. El pájaro solitario. 100 x 70 cm., acrílico y acuarela / papel. 2008

El inicio del mes de mayo llega cargado de diferentes propuestas artísticas que renuevan la oferta plástica en la ciudad. A lo largo de la semana, ocho son las novedades en espacios que reservan un lugar al arte, aunque solamente dos de ellas son galerías profesionales.

Ad Hoc es una de las más reconocidas en el panorama del arte contemporáneo en España (la única sala viguesa que este año consiguió pasar el férreo filtro de Arco 2008). La galería inauguró ayer Tierra negra , la primera exposición individual de Miki Leal (Sevilla, 1974). La muestra es el resultado de meses de trabajo encerrado en el estudio; de viajes, lecturas «y también del hecho de que en estos años de ausencia de su ciudad, la obra del pintor, como el pintor mismo, han sufrido una metamorfosis, una madurez en parte natural y en parte deudora de una aceptación de un público cada vez más numeroso, a lo cuál en parte ha contribuido el haber sido elegido como uno de los pocos artistas españoles participantes en la segunda Bienal Internacional de Arte Contemporáneo de Sevilla (2007)»; haber sido recientemente galardonado con el prestigioso  Premio Altadis o contar con obras en galerías dentro y fuera de España como Madrid, Milán y Berlín».

La galería Triart también renovó ayer sus paredes con las interesante e innovadora producción de Emma Fernández Granada (Gijón, 1961). La artista expone por tercera vez en Vigo y lo hace con un repaso a sus últimas obras en las que se dan la mano los óleos y las nuevas tecnologías y materiales como el dibond, una especie de aluminio de dos caras. La figura femenina está muy presente en el trabajo de la artista asturiana con imágenes de inspiración barroca adornadas de sombras, manchas y texturas generadas por ordenador que adquieren categoría pictórica.

Vigo y su gente

Por otra parte, hoy se inaugura en el centro comercial de A Laxe la exposición Vigo y su gente , del pintor vigués José Manuel Sobrino del Río. La muestra recoge dos partes diferenciadas, una está dedicada íntegramente a retratos, que es una de las facetas más destacadas del artista, y otra recoge obras dedicadas a diferentes espacios de la ciudad de Vigo, con especial atención al mundo del mar.

Además, la sala de arte del Club Financiero Vigo abrió esta semana una exposición del pintor portugués Mário Silva (Coimbra, 1929). Silva es un reconocido artista que posee innumerables premios nacionales e internacionales y sus obras figuran en varios museos de arte moderna y contemporánea (Río de Janeiro, Boston o Estocolmo). Artista comprometido con su época, en su carrera ha logrado el éxito con un realismo abstraccionista y figurativo reflejo de una acción cultural, humanística y libertaria.

extraido de www.lavozdegalicia.es

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *