Réplica a Miquel Barceló por Kevin Power

No image

No tengo el más mínimo interés en entrar en debate con Barceló al lamentable nivel de descalificación personal, tal como él lo plantea en su entrevista en El País Semanal del pasado 16 de febrero. Sin embargo, quiero dejar claro dos puntos.1. En efecto, pienso que su obra ha perdido en gran medida la fuerza, energía, frescura y capacidad inventiva que la caracterizaba (hecho que no sólo se puede explicar en términos del paso de la juventud), y que la obra de Malí es en su conjunto mediocre y autoindulgente.

2. En cuanto a lo que se refiere a su afirmación de que "escribo donde me dejan", adjunto una lista de algunos de los últimos permisos que he tenido para escribir y publicar: Centro de Arte Reina Sofía, Kunsthalle Zurich, Revista Poesía, Albright-Kox Art Gallery (Búfalo), Fundación La Caixa, Line (Vancou- Pasa a la página siguiente Viene de la página anterior ver), Verlag Gachriang & Springer (Berlín), Anthony D'Offay Gallery (Londres), Galería Joan Prats, Kuristhalle Basel, Revista de Occidente, El Paseante, Polígrafa, Galería Soledad Lorenzo.

Es evidente que si no logramos articular nuestra diferencia de una manera mínimamente civilizada, sin perder el respeto mutuo, queda aún más remota la posibilidad de establecer un clima crítico y sano, tan necesitado a todos los niveles de nuestra sociedad.

Con todo respeto, las palabras de Barceló son preocupantes no tanto por lo que dice, sino porque en ellas se percibe cierta megalomanía.

Y es más preocupante que su periódico dedique tanto espacio a trivialidades amarillentas.

La portada del suplemento es indigna por el toque de campaña de publicidad: "Este ejemplar es una obra de arte" (a menos que fuera un error tipográfico y faltaran los puntos de interrogación). De todas formas, espero que pronto veamos el mismo espacio dedicado a los tres artistas invitados a Documenta -Muñoz, Solano, Uslé-, cuya obra, sin duda alguna, es de igual relevancia. O que veamos un debate o encuesta sobre el proyecto del Guggenheim de Bilbao.

Por mi parte, confieso que me importa mucho más cualquier fallo en el mantenimiento de crítica objetiva de su periódico que la dolida sensibilidad de Miquel Barceló.

Kevin Power. – Alicante. – 24/02/1992

www.elpais.com

Related Post
El Comité Antisida cierra con éxito la primera parte de la subasta

El humor de la compañía sevillana Los Ulen animó ayer al centenar de personas que asistió a la subasta de Read more

The Gaslighter’s Nightmare. Curro González

La Galeria Tomás March muestra, desde el dia 5 de noviembre al 4 de diciembre,la obra más reciente del pintor Read more

José Cobo abre un espacio para crear coleccionistas de arte contemporáneo en Sevilla

José Cobo, el galerista que puso en marcha en Sevilla La Máquina Española en 1984, vuelve a abrir un espacio Read more

Borja Casani, un generador cultural: «La gente cambio cultura por pelotazo».(entrevista)

En aquellos tiempos de la movida muchos estaban con "La Luna" y alguno acaso en ella. Su fundador ya tiene Read more

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *