Sugerencias, Sylvain Marc

Publicado el
Sylvain Marc

La Galería Birimbao presenta "Sugerencias" del artísta Sylvain Marc. La inauguración tendrá lugar el 26 de Septiembre de 2008 a las 20.00h, la exposición permanecerá abierta hasta el próximo 28 de octubre de 2008.

Sugerencias,  Sylvain Marc 

Cuando la mirada del artista se aparta de la percepción mimética basada en la reproductividad de un modelo, el resultado es una obra que evita tanto la interpretación como la referencia de lo conocido, entregándose a una investigación formal no figurativa pero casi siempre de alto valor connotativo. Sylvain, a lo largo de su trayectoria nos ofrece una obra diversa en prototipos, caracterizada por la no definición de una realidad concreta a favor de la sugerencia, una sugerencia plural y rica para el contemplador, en este sentido no es casual que sus obras no tengan título. Actualmente, el concepto de escultura, entendiéndolo como objeto tridimensional en un espacio, ha sufrido un drástico cuestionamiento, extendiéndose a otros campos y géneros con los que participa o colabora en pro y a la mayor gloria de una promiscuidad ecléctica. En el caso de este autor, su posición sigue fielmente los presupuestos tradicionales del lenguaje moderno o vanguardia histórica, no sólo en cuanto a su formalidad plástica, cuya resonancia va de Brancusi a Hans Arp, sin olvidar en algunos casos a Ives Tanguy, sino también en el seguimiento de una práctica técnica hoy difícil de hallar entre los escultores, como es la talla directa sobre mármol o granito en la que Sylvain domina con un virtuosismo magistral. Precisamente es esta cualidad ejecutiva una de las premisas esenciales que hacen de su obra objetos donde residen su incuestionable belleza, un atributo arduo de encontrar ante el ejercicio conceptual y especulativo predominante en la escena artística contemporánea y de modo especial en la escultura. El buen hacer es uno de sus rasgos distintivos, en el uso frecuente de un material de tan antigua y noble genealogía como es el mármol en sus distintas tipologías geológica, lo que contribuye de modo eficaz a lograr su excelencia plástica.

Como se ha afirmado en la variedad de su obra, el poder de sugerencia, de evocación y asociación ante lo que percibimos, constituyen un denominador común, una rememoración sobre cosas que conocemos y que aluden a formas de la naturaleza, a su organicidad tectónica y de crecimiento, o a estructuras de gran pureza geométrica, sean estas esféricas, paralelepípedos a la manera de monolitos o tótem, o a móviles en forma de discos aleatoriamente horadados a lo largo de la superficie, haciendo de ello un tránsito espacial por donde transcurren la luz y el aire. En otras piezas la seducción no está en lo que nos puede traer a la mente o el lo que ya sabemos, sino en la propia configuración de la imagen, cuya formalidad y fisicidad material es suficiente para sentir su atracción. Esculturas por lo general de mediano y pequeño formato, abarcables de un solo golpe de vista, asequibles a nuestra percepción como para recrearnos y descubrir pequeños detalles, bien de composición, bien de convivencia o confrontación con otros materiales –bronce, sílex, polvo de mármol, lava volcánica, con sus diferentes cromatismos y texturas- para apreciar el proceso de trabajo e investigación logrados.

Con respecto a etapas anteriores Sylvain en algunos casos prosigue series temáticas como las dedicadas a lo que podríamos denominar “pliegues”, una suerte de papiroflexia marmórea de dobleces que evocan por su textura la blandura de un paño o la rigidez de un tejido. Junto a esculturas realizadas en un único material sea mármol o granito, en sus últimos años se aprecia la incorporación en la propia pieza de otros que no sólo contribuyen a dotar a la obra de una mayor riqueza plástica, y por tanto “narrativa” en su posibilidad de lecturas, sino que estas adherencias crean admirables oposiciones de color, relieve y superficies. El tratamiento delicado prestado a la superficies, superficies de espejeante blancura y brillantez de vetas rosáceas, hacen que las obras obtengan transparencias por donde la luz suavemente resbala dotándolas de sensualidad y un impulso inconsciente a la caricia. De indudable interés como experiencia plástica, son un grupo de piezas suspendidas a manera de dobles recipientes en cuyo interior guardan finos depósitos de lava negra o polvo blanco, cuya apariencia reafirma esa voluntad de libre identificación por parte de quien las mira.

La definición de arte –hoy tan controvertible- como es notorio, no es unánime, para mí, es todo aquello que hace sentir y suscita reflexión, atendiendo a esta idea la obra de Sylvain conjuga sin reservas ambos requisitos, de ahí la imposibilidad de indiferencia y agrado ante lo que hace.

Fernando Martín Martín

 

Sugerencias,  Sylvain Marc

Galería Birimbao. C/ Alcázares, 5.-   41003 Sevilla
 
Viernes, 26 de Septiembre a las 20 horas

Del 26 de Septiembre al 28 de Octubre de 2008

Lunes de 18 a 21 horas. De Martes a Viernes de 11 a 13,30 y de 18 a 21 horas.  Sábados de 11 a 14 horas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *