‘Youperverse’, la otra Bienal de Arte

No image

Un grupo de creadores protesta a las puertas del monasterio de la Cartuja para denunciar «el oscurantismo financiero» de la Bienal de Arte Contemporáneo.

Se sucedían los discursos –otra vez, repetidos, tan monótonos– en el Centro Andaluz de Arte Contemporáneo (CAAC), y los artistas y creadores agrupados en torno a la Plataforma para la Reflexión sobre Políticas Culturales lanzaban al aire una pancarta irónica y burlona con el lema ‘Youperverse’, una deformación humorística del título elegido por el comisario Peter Weibel para la tercera Bienal de Arte Contemporáneo de Sevilla. De ‘Youniverse’ a ‘Youperverse’, cuestión de perspectiva.
No está claro si este evento convertirá a Sevilla en «la capital mundial de la creación», tal como aseguró ayer la consejera de Cultura, Rosa Torres, pero algún día habrá que agradecerle a la Bienal Internacional de Arte Contemporáneo que haya provocado, por una simple cuestión de oposición, el surgimiento de un colectivo tan radicalmente crítico, insatisfecho, incómodo hasta la agitación, cualidades que no abundan, precisamente, en el ámbito cultural sevillano.

En principio, la Plataforma para la Reflexión sobre Políticas Culturales desplegó la pancarta –elevada al aire gracias a un buen número de globos negros– a las puertas del Instituto Andaluz de Patrimonio Histórico (IAPH), en la zona del monasterio de la Cartuja más próxima a la calle Torneo. De ahí, trasladaron su protesta a la entrada principal. Por el camino, la Policía Nacional les obligó a entregar unos petardos y una traca. «Parece que los rocieros son los únicos que pueden llevar aquí cohetes», dijo, con guasa, el artista y comisario Pedro G. Romero.

La Plataforma de Reflexión sobre Políticas Culturales, surgida ya en 2004 a raíz de la primera Bienal de Arte Contemporáneo, ha criticado siempre el elevado coste del evento, que ronda en la actual edición los tres millones de euros. Casi el 50% del presupuesto, lo aportan instituciones públicas, como la Consejería de Cultura –500.000 euros más la cesión del CAAC– y el Ayuntamiento, con 600.000 euros más. Este colectivo exige, sin fortuna, que se hagan públicas las cuentas de la Fundación Biacs, que tendría un déficit acumulado en torno al millón de euros, según las últimas declaraciones al respecto de su presidente, Fernando Franco.

Al margen de criticar el «oscurantismo financiero» de la Biacs, los artistas, productores y críticos agrupados en la Plataforma de Reflexión sobre Políticas Culturales –promotora del portal electrónico www.e-sevilla.org– alertan de que este tipo de iniciativas, orientadas al fogonazo mediático y a la atracción turística, de poco sirven al fortalecimiento del tejido cultural de la ciudad.

Mientras tanto, la tercera Bienal de Arte Contemporáneo de Sevilla arrancó ayer de forma oficial. Los visitantes podrán ver 184 piezas de 170 artistas, 26 de las cuales han sido producidas expresamente para esta edición. La organización ha apostado por llegar a todos los públicos y, en efecto, ayer por la mañana, tras los discursos oficiales, se veían niños disfrutando con las obras de arte distribuidas tanto en los interiores como en los exteriores de la Cartuja, informa Efe.

Con motivo de la inauguración de la Biacs, la organización del evento ha fijado tres jornadas de puertas abiertas coincidiendo con el fin de semana. De este modo, la exposición se podrá visitar de forma gratuita hoy viernes, de 10 a 20 horas; mañana, de 11 a 20, y el domingo, sólo en horario de mañana, de 10 a 15 horas. A partir de ese día, la entrada general cuesta 7 euros, y la reducida, 4 euros. Tienen entrada libre al recinto los estudiantes de Bellas Artes, Historia del Arte y Arquitectura.

El Mundo. 03 Oct, 2008
JOSÉ MARÍA RONDÓN. SEVILLA.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *