Circular. Antonio D. Resurrección

Circular, de Antonio D. Resurrección. SALA DE ESTAR

Tras los precedentes de la serie abierta Mapas de desplazamiento (2002) y otras como Interferencias (1998), Circular nos propone una visión de las expectativas humanas transformadas, mediante recursos alegóricos, en viajes circulares de ida y vuelta al punto de partida, sin posible variación. Aquí nada vuelve a ser lo mismo y la experiencia del recorrido acaba por convertirse en el verdadero objetivo, en aras de la auto-transformación: una nueva entidad arropada por la fe en su propio destino.

Circular, de  Antonio D. Resurrección. SALA DE ESTAR Circular, de  Antonio D. Resurrección. SALA DE ESTAR Circular, de  Antonio D. Resurrección. SALA DE ESTAR Circular, de  Antonio D. Resurrección. SALA DE ESTAR

En este juego perverso de ausencia de certezas (no sabemos si cayó, caerá el árbol wittgensteiniano) las presuntas acciones fútiles marcan el trazado de itinerarios que acaban por convertirse en laberintos inexpugnables, trayectorias veladas de difícil seguimiento, auténticos mapas sin coordenadas que, alentados por el propio ritmo existencial, determinan nuestra geografía particular e incluso evidencian al mismo lenguaje artístico.

Más allá de contener el verdadero paraíso o simplemente el vacío, esos paramentos impenetrables, interminables, no son más que la materialización de ideales perseguidos, deseos anhelados, que forjan el verdadero espíritu de la aventura vital. Una aventura que crece inversamente proporcional a la impenetrabilidad de estas fronteras que aspiran a ser verdadera justificación de la existencia, mediante la orientación del itinerario. Vivencia planificada como viaje controlado o a la deriva, según la capacitación y urgencia de nuestros propios sueños.

13.01.06 / 04.02.06.

http://www.saladeestar.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *