NUBE EN EL OJO. CHEMA COBO

L arrière du miroir. oleo lienzo 120 x 100 cm. 2007

"Hay que pintar únicamente lo que nunca se ha visto, lo que nunca se verá"
Tristan Corbière

Una imagen es siempre un doble, una máscara de algo que solo percibimos gracias a esta, y que sin ella no se hace visible.
El fantasma es el espacio de la imagen, la representación el teatro donde este hecho es posible.
El hecho de representar no garantiza certeza alguna sobre lo representado, mas bien acentúa dudas e incertidumbres. Nadie quiere verlo así pues de hecho es más incomodo e inquietante.
El ver no disipa dudas, es más hace que estas se multipliquen. Pintar es transformar la materia inerte en ficción, ilusión. La pintura y la memoria son gemelas siameses. Una y otra recuperan las imágenes como un sueño que seduce y no como una aseveración de la realidad.
Hoy día en un marasmo de imágenes vacías y palabras huecas que las tratan de justificar, todos nos creemos seguros de percibir la realidad, de apropiarnos de ella con mas y mas precisión buscándole un doble en aquello que es el paraíso de los crédulos, la llamada realidad virtual.
Ya lo decía: mucho ruido hacen los toneles vacíos cuando ruedan cuesta abajo.
La realidad ( ¿?) se mueve tanto que parece estar más quieta que nunca .
Pinto buscando el sutil equilibrio “del momento antes”, un no-estado, un infrasutil espacio tiempo lleno de posibles.

Toda la obra que recientemente expongo es un simple, y sin embargo complejo intento de desconectar las imágenes que pinto de la realidad que supuestamente representan. Me interesa como se presentan las imágenes y a la vez, y esto es lo que mas importa, como se articulan o construyen.

Chema Cobo
Noviembre, 2007
Galería Alfredo García Viñas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *