Pocas galerías y muchos artistas ( ARCO MADRID 2009 )

ARCO MADRID 2009

La presencia andaluza en Arco se mantiene pese a la merma de los espacios.

Luis Gordillo, Abraham Lacalle, Curro González, Patricio Cabrera, Enrique Brinkmann, Chema Cobo, Antonio Sosa, Jesús Palomino, Miki Leal, MP & MP Rosado o Juan del Junco son algunos de los andaluces que participan en la 28ª edición de Arco, la feria de arte contemporáneo más importante de España que se celebra en Madrid hasta el lunes. 

Aunque están presentes en muchas de las 238 galerías que ocupan los pabellones 6, 8 y 10 de Ifema, tan sólo una galería de la comunidad ha logrado superar la selección y participa en el programa general de la feria: la galería Rafael Ortiz de Sevilla. Otras dos, la granadina Sandunga y la malagueña Gacma, han logrado su admisión en Arco 40, una nueva sección en la que los stands tienen 40 metros cuadrados y ha repescado a algunos de los que se habían quedado fuera.

La crisis parece no haber hecho mella en las ventas y los compradores, fundamentalmente instituciones y bancos, mantienen el nivel de pasadas ediciones, aunque los marchantes destacan que todos "se lo piensan más este año", como apunta Juana de Aizpuru, fundadora de Arco y de la Bienal de Arte Contemporáneo de Sevilla (Biacs), quien cerró su espacio en la capital andaluza en 2002 y mantiene sólo el de Madrid. De Aizpuru, que muestra a la jiennense Cristina Lucas y al malagueño Rogelio López Cuenca, tiene claro que la escasa presencia de galerías en la feria es un reflejo del desinterés de la sociedad andaluza por el arte contemporáneo. "A las instituciones se les pide que lo hagan todo y eso no debe ser así. La sociedad andaluza era más receptiva cuando abrí mi galería en Sevilla en los setenta de lo que lo es actualmente".

El sevillano Luis Gordillo, presente en ocho galerías en la feria, y el gaditano Chema Cobo son algunos de los veteranos que muestran sus obras en esta edición, en la que el país invitado es India, que exhibe lo mejor y más vitalista de su arte en 13 galerías. "Los pintores que me gustan son aquellos de los que puedo robar algo pero, a cierta edad, ya uno no puede robar nada", dice Chema Cobo. "Hay muy pocos verdaderamente buenos. Hay algunos artistas que me gustan y cuando me doy la vuelta, ya se han hecho malos", le contesta Gordillo. Ambos están de acuerdo en que la feria ha asumido la crisis como un elemento más y que se ha pasado del "arte espectáculo" a la "crisis espectáculo".

Rafael Ortiz ha consolidado su apuesta por tres jóvenes creadores: Manuel Bautista, Miki Leal y José Miguel Pereñíguez -quien está exponiendo actualmente en el espacio sevillano-, sus obras pueden verse a lado de las de figuras consolidadas como Equipo 57, Curro González o Antonio Sosa. Miki Leal, presente también en la galería Fúcares, vendió cuatro obras el primer día de la feria, el pasado miércoles. "Son piezas de una serie sobre la historia de Norteamérica, sobre el jazz, el oeste, los pozos petrolíferos. En realidad, el tema es una excusa para tratar lo que me realmente me interesa: la pintura", explica Leal.

En el stand de Pepe Cobo, otro de los marchantes que también cambió su sede en Sevilla por una en Madrid, presenta un nuevo experimento de los gemelos gaditanos MP & MP Rosado, sus Ruinas menores. "Son cinco esculturas de sal, como si fueran fósiles, huellas que ha dejado nuestra civilización", comentan los artistas.

Una cesta de Unicaja

La Obra Social de Unicaja es una de las entidades andaluzas que siempre compra obra en Arco. En esta ocasión, su director, Felipe Faraguna, ha invertido 70.000 euros en completar la colección de creadores andaluces. Ciegos ante una cascada, un óleo de 325 x 200 de Curro González, por 17.000 euros, encabeza la lista de la compra de Unicaja que incluye también un pequeño grabado de Picasso (14.000 euros) y obras de Patricio Cabrera, Enrique Brinkmann, Luis Gordillo, Juan del Junco y Cristina Lucas.

"Nuestra colección, con más de 150 piezas, se ha ido creando a lo largo de 20 años con adquisiciones que realizamos a través de un certamen y, en esta edición, hemos querido presentar una selección de 15 obras", comenta Faraguna. Unicaja está presente con un stand en el pabellón 6 de Arco con obras de Paloma Gámez, Begoña Montalbán, Pilar Albarracín y Alberto García Alix, entre otros. Frente a Unicaja, se encuentra el espacio de Iniciarte, el programa de apoyo a los jóvenes creadores de la Consejería de Cultura, con obras de Jesús Zurita, Jacobo Castellanos y Rogelio López Cuenca.

Una de las secciones más atrevidas de la feria es Solo projects, caseta en los que un artista presenta una instalación. En esta edición puede verse el trabajo de dos andaluces: Rogelio López Cuenca, con la galería catalana Palma Dotze y Jesús Palomino, con la madrileña Helga de Alvear. "Hemos hecho un trabajo sobre cómo se utiliza el término crisis a partir de imágenes de los medios de comunicación. La crisis, a fin de cuentas, es una oportunidad para la resolución", apunta López Cuenca, quien firma el montaje junto a Antoni Muntadas. Mientras que Jesús Palomino presenta una versión de su instalación Green space closed. "No es una jaula, ni una metáfora de nada. Es una invitación a experimentar el espacio de una forma distinta, con limitaciones", comenta Palomino, quien ha jugado con una valla metálica y proyectores de luz verde para alterar el punto de vista del espectador.

MARGOT MOLINA – Madrid – 14/02/2009

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *