VIDA PERRA. Galería Isabel Ignacio

Victor Pulido

La muestra es una recreación espacial del entorno donde los canes se relacionan y se realizan, un césped real que el artista ha instalado en el mismo suelo de la galería para servir a su propósito. El resultado, una escenografía que aúna instalación, escultura y dibujo, y homenajea al perro, animal que para Victor Pulido es la clave para entender ciertos comportamientos del ser humano.


 

Víctor Pulido da un repaso a la sociedad con su «Vida perra» POR MARTA CARRASCO. ABC

SEVILLA. No es habitual entrar en un recinto cerrado, como es una galería, y encontrarse el piso enmoquetado de césped natural con dibujados caminos realizados en color verde. Sobre éste, en el que ya la Naturaleza ha hecho crecer algunos brotes e insectos, una serie de perros que parece van a salir corriendo hacia el visitante, algunos con tierna, otros con amenazadora mirada. No hay peligro, son los perros de la exposición «Vida Perra» que Víctor Pulido presenta en la galería Isabel Ignacio.
Nueve esculturas de perros, dos óleos y varios dibujos componen esta original muestra que intenta reflexionar sobre el ser humano a través del comportamiento canino. «Es como aquella frase que emana de Diógenes y que luego han utilizado otros: «cuanto más conozco a los hombres, más quiero a mi perro». A mí a veces me pasa, y ocurre que a veces viendo al amo se conoce al perro. Por eso aquello de no hay perro agresivo, sino dueño».
Pero apoyándose en Diógenes, Victor Pulido también quiere referirse en su obra al exceso de consumo del ser humano: «La sociedad parece que tiene un complejo de «diógenes» colectivo, acaparando siempre cosas materiales: coches, ropa, relojes, objetos en general». Sus canes hablan por él. A la entrada su perra, Agua, una boxer de cierta edad, mira con la ternura de los ojos descarnados de los boxer el óleo que la retrata. «Las esculturas están realizadas en un barro refactario y luego pigmentadas al óleo». Confiesa que, a excepción de su perra, «por obvias razones de que siempre está ahí en el estudio», no actúa con modelos premeditados. «Lo hago de memoria y, además, como me divierto, es una operación relativamente rápida. No elijo razas de perros, es lo que sale», pero sin embargo los personaliza porque cada escultura tiene su propio nombre. Dos grandes canes se disputan una silla mientras otro descansa con mucha tranquilidad sobre una señorial butaca, «ese representa la ironía de quien ostenta el poder. Es como una alegoría de la política. Mis obras siempre están sujetas a interpretaciones subjetivas», asegura Pulido.
Hace libremente lo que quiere desde que terminó en Sevilla sus estudios de Bellas Artes. «Soy consciente de que es una carrera de fondo, nada de carreras cortas. En el arte tomar carrerilla no siempre viene bien porque al final te quedas en el primer tramo».
Desde su Huelva natal, donde ahora reside, ha realizado exposiciones en distintos puntos de España, así como en Portugal, Bélgica y Francia. Sus «perros» tienen un cierto carácter caricaturesco «porque no me interesan los rasgos tal y cual son, es decir, la realidad. Yo trabajo con la memoria y con lo que me gusta que quieran expresar». En el mismo formato de caricatura y con los mismos materiales llevó a cabo otra propuesta titulada «Enanitos de jardín», piezas realizadas en gres y policromadas con óleo.
En Sevilla pudimos ver otra instalación de Víctor Pulido, también en escultura, titulada «Pares anónimos», en la que los zapatos, a cientos, en cajas, sueltos, en montañas o desperdigados, eran los protagonistas, creando una inusual escenografía. «A veces me gusta ir más allá en las instalaciones y he llegado a instalar en uno de los perros una célula fotoeléctrica de forma que, cuando una persona se acerca, se pone en marcha una grabación en la que primero se oyen fieros ladridos, lo que a veces incluso asusta, y luego mi propia risa. Es un poco jugar con todos los sentidos». La primera pieza de «Vida Perra» que realizó está hoy, vaciada en bronce, en el parque Celestino Mutis de Huelva «regando» una palmera.
Domingo, 15 de junio de 2008

Fecha de inauguración:29 de Mayo de 2008 – Jueves
Hora de inauguración:20:30 horas
Fecha de finalización:30-06-2008 
 

Galería Isabel Ignacio
Velarde, 9, 41001 Sevilla
954 562 555

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *